Incidencia

Desafortunadamente, no existen estadísticas confiables sobre el porcentaje de las personas con parálisis cerebral en México, debido a una clasificación obsoleta y a la falta de estudios con índice de población relevante. Algunas investigaciones señalan que “entre cinco y diez por ciento de los dos millones y medio de niños que nacen cada año en México presentan parálisis cerebral, debido fundamentalmente a complicaciones prevenibles”.

Esto aunado a la gravísima falta del diagnóstico temprano, hace que la incidencia sea mayor para niños y niñas mayores a tres años. Sin embargo, se tiene certeza de dos factores: que la incidencia en México es mucho mayor que en países desarrollados, y que hay muchos más casos de los contabilizados.

El primero se debe, como se ha mencionado, a la falta de atención médica oportuna y capacitada en diversos centros de salud del país (tanto públicos como privados), a la casi inexistente planeación familiar y los altos índices de pobreza, ignorancia y marginación social. El segundo factor es ocasionado principalmente por la predominante visión obsoleta, generalizadora y etiquetante de la parálisis cerebral y las alteraciones neuromotoras y por la exclusión de dichas personas del sistema educativo.